El entusiasmo prevaleció

El pueblo panameño demostró que esta dispuesto a defender la familia. Foto Andrés Álvarez Rueda

Andrés Álvarez Rueda  andres17_199@yahoo.com    @andreruedaalva  Abarrotada estuvo la calle que va desde la avenida Vía España frente a la  Iglesia del Carmen hasta la avenida 5 de mayo por miles de panameños que respaldaron la marcha a favor de la familia instituida por Dios  y la constitución panameña. Un evento organizado por la Alianza Panameña por la vida y la Familia. El mismo dio inició desde las 3:30 de la tarde de este 13 de julio y donde se dieron cita organizaciones cívicas, eclesiásticas, profesionales, ama de casa, juventud  y extranjeros.

PANCARTAS, BANDERINES Y MÚSICA

Entusiasmo y alegría se mostraba en los participantes

Cientos grupos extranjeros se hicieron presentes.

Los participantes disfrutaban el momento a través cánticos, aplausos, rizas y alegrías, acompañados de pancartas, banderines, música alegre, distinción de suéteres y gorras de color blanco; todos con un mensaje propio de su inspiración a favor de la familia compuesta por un hombre y una mujer; esto en rechazo de la propuesta que se ha presentado ante la Corte Suprema de Justicia; donde un grupo oponente a lo establecido en la biblia y la constitución piden el matrimonio gay o lesbiana y que le denominan matrimonio igualitario.

El recorrido de la marcha fue de casi una hora hasta llegar al punto donde se encontraba la tarima principal ubicada en los predios de la avenida 5 de mayo y diagonal a la Asamblea Nacional de Diputados. Allí se dio la participación de algunos exponentes entre ellos Juan Francisco de la Guardia, presidente de la Alianza Panameña por la Vida y la Familia, Rolando Hernández;  presidente de la Alianza Evangélica, Manuel a Ruíz, pastor del Tabernáculo de la Fe, Edwin Álvarez, pastor de Hosanna, entre otros.

PARTICIPANTE EN LOS DISCURSOS

 

Juan Francisco de la Guardia, presidente de la Alianza Panameña por la Vida y la Familia,. Foto Andrés Álvarez Rueda.

Juan Francisco de la Guardia, presidente de la Alianza Panameña por la Vida y la Familia sacó tarjeta roja a todos aquellos grupos tanto extranjeros como nacionales que tratan introducir el matrimonio igualitario compuesto por los grupos gay y lesbianas. en Panamá.

Por su parte Rolando Hernández dejo bien claro que no se va a permitir en Panamá que la ideología de género tome lugar en nuestro país. “Porque a mis hijos se respeta, la familia se respeta, la iglesia se respeta” señaló.

Además Hernández envió un mensaje contundente a los diputados, magistrados, y al presidente de la República Juan Carlos Varela, a la primera Dama Lorena Castillo y al Alcalde José Isabel Blandón;   recordándoles que en Panamá se apoya cien por ciento el  matrimonio de un hombre y una mujer.

PANAMÁ NACIÓN CRISTIANA

Por su parte; el pastor Manuel A, Ruíz inicio su discurso afirmando: Les habla Panamá, “Un Macho de Dios; parido por una mujer”. Además, manifestó: “Nuestro país es una nación cristiana desde sus inicio de su historia en el año 1903 a través de la iglesia católica, la evangélica, Los anglicanos, Metodistas; en fin todos somos cristianos establecidos bajo los principios bíblicos. La biblia habla de dos sexos masculino y femenino; por tanto, vamos a defender el matrimonio de la familia panameña, sostuvo el reverendo Manuel A. Ruiz.

“Les pido a los diputados, magistrados y al presidente de la República Juan Carlos Varela, no arrodillarse ante las aberraciones de afuera que quieran influenciar con la ideología de género” dijo.

“El que tiene una posición rara busque su lugar; pero no perturbe a la sociedad”, destacó.

El RESPALDO DE DIOS

El pastor Edwin Álvarez manifestó que a pesar que no se tenga dinero, poder, palanca, ni acceso al palacio de las garzas, ni se tengan los recursos que tienen las grandes de familias pudientes dice él: “Tenemos al Poderoso de Israel”.

Y luego dijo: “Esta marcha no la hacemos por nosotros, esta marcha la hacemos por nuestro futuro. A mí nadie me va a cambiar, yo seguiré amando a mi mujer; pero yo estoy marchando porque tengo nietos, hijos y porque cada domingo tengo varios miles de niños que llegan a mi congregación. Ellos no serán dañados, no serán tocados porque satanás tu no podrás hacer nada en contra ellos” afirmó Edwin Álvarez.

PREGUNTAS SOBRE LA FAMILIA

El pastor de la iglesia Hosanna Edwin Álvarez, hizo unas pregunta a los presentes en cuanto a la familia: ¿Como está la familia panameña?, ¿Como está la relación hombre y mujer? ¿Como está el compromiso de obediencia de los hijos hacia los padres? Esto en cuanto el mensaje que esta marcha multitudinaria, donde miles se hicieron presentes.

A los órganos ejecutivos, legislativos y judicial, deben tomar en cuanta de lo que ha dicho este pueblo en esta marcha, y los 140 juristas y reguladores del código civil donde afirman que el matrimonio de un hombre y una mujer establecido en el código de la familia no es inconstitucional; sostuvo Álvarez.

Y agregó: “Lo que se ha hecho en otros países, entre ellos en Estados Unidos donde se ha aprobado el patrimonio igualitario, pero aquí “Fuera”, respondió en coro la masa de panameños y extranjeros que escuchaban atentamente el discurso del pastor Edwin Álvarez.

COMPROMISO

Una de las palabras claves dijo es la palabra compromiso:  Compromiso con Dios y la familia, compromiso por el matrimonio que va adelante, es luchar por los hijos. El compromiso es que la iglesia apoye a la madre soltera, al huérfano, a la viuda, al extranjero, y al necesitado. Un compromiso de guardarnos para Dios y enseñarles a los jóvenes a guardarse para Dios hasta que un día un varón los declare  marido y mujer; matrimonio constituido por Dios.

“Tenemos un compromiso, gánate al vecino, gánate a la vecina, gánate a tu compañero de trabajo al que está a tu lado y dile “Tu familia puede ser bendecida y hora por esa familia” señaló.

ORACIÓN POR LA FAMILIA Y AUTORIDADES

 

 

El evento culminó con un tiempo de oración donde se oró por la familia, por las autoridades que tendrán que tomar decisiones de manera que sean sabias y correctas basadas conforme al precepto de la biblia y la constitución panameña.